Recomendaciones básicas para el mantenimiento del agua de albercas

Las albercas son utilizadas como un espacio de recreación, relajación y activación física. Es posible encontrarlas en centros deportivos especializados en la natación, en clubes, balnearios, escuelas y en algunos hogares para uso particular.

En cualquiera estos entornos, la cantidad de personas que las utilizan es variable, así como las condiciones a las que están expuestas, ya sean techadas o abiertas, y para evitar daños tanto en su estructura como problemas de salud en sus usuarios es necesario mantenerlas en buen estado con una serie de medidas especiales para la conservación de la construcción y para la calidad del agua que contienen.

Una alberca debe estar equipada con aparatos especiales para la filtración de agua, siendo ese el componente que se considera principal para su mantenimiento, sin embargo estos no son suficientes para conservar en buenas condiciones el agua que entrará en contacto con la piel de los usuarios. Para que las personas estén segura al momento de pasar un buen rato en la alberca seguir el tipo de recomendaciones básicas para su mantenimiento como las que presentaremos a continuación en el blog de H2OTEK es fundamental.

Antes de comenzar es importante mencionar que existen compañías con personal especializado en el mantenimiento y reparación de piscinas y es recomendable que se contraten sus servicios para darle un mantenimiento preventivo y correctivo una vez que se haya presentado alguna falla en la alberca.

No está de más destacar que se deben seguir las instrucciones del fabricante de los productos químicos que vayan a utilizarse pues de esta manera es posible asegurar que el agua cuenta con los niveles de químicos que resulten seguros para sus usuarios.

Los requerimientos básicos para que el agua de una alberca esté siempre limpia son: un buen sistema de filtrado, un tratamiento químico y la limpieza física periódica. Aunque muchas veces pase desapercibido para los usuarios que no se encargan del mantenimiento, una alberca cuenta con un sistema de filtración que cumple la función de eliminar materiales que se encuentren suspendidos en el agua. Este sistema es de suma importancia y funciona mediante la succión, el bombeo, el filtrado, el calentamiento, la cloración y el retorno del agua.

Para el filtrado se pueden utilizar filtros de agua de arena de baja velocidad, filtros de arena de alta velocidad, filtros de tierra de diatomeas y filtros de cartucho. Los utilizados más comúnmente son los filtros de arena sílice y pueden ser tanto de baja velocidad como de alta.

El sistema de filtrado hace circular el agua y ayuda a que los químicos se distribuyan de manera uniforme. Se recomienda que se ponga en funcionamiento una vez cada tercer día para uso residencial y que se respete el tiempo completo que tarda el sistema, que puede ir de 3 a 5 minutos según la velocidad del filtro y capacidad de la alberca. La frecuencia con que se debe activar el sistema varía dependiendo del grado de contaminación de la alberca y del uso que se le dé.

El tratamiento químico del agua ayuda a desinfectar el agua eliminando gérmenes y bacterias que se formen en las paredes de la alberca. Para hacerlo es necesario primero hacer una prueba que ayude a determinar el balance adecuado entre cloro y pH.

Es recomendable que se revise el nivel del cloro y pH al menos 3 veces por semana. El pH del agua de una alberca debe estar entre 7.2 y 7.6 y se puede utilizar hidróxido de sodio para subirlo o ácido clorhídrico para bajarlo cuando los niveles no se encuentran entre ese rango.

Una vez que se haya alcanzado el pH ideal se agrega tricloro y alguicida para eliminar contaminantes y prevenir el desarrollo de algas, principalmente en los días lluviosos. Se recomienda que el alguicida se utilice una vez cada quince días. En próximas publicaciones en este blog hablaremos a detalle cómo alcanzar el pH perfecto para una alberca

La limpieza física de las albercas consiste en retirar cualquier residuo dentro del agua o alrededores de la alberca que puedan contaminarla. Esto se puede hacer con la ayuda de una red para quitar hojas, insectos y cualquier objeto que no debe ir directamente al filtro porque podría obstruirlo.

Este tipo de limpieza se recomienda hacerla al menos dos veces por semana o diario según el tipo de uso que reciba la alberca. Es recomendable cepillar toda la superficie de la alberca y hacer un aspirado para eliminar cualquier residuo que haya quedado en el fondo y retrolavar el filtro luego de aspirar. Además se debe limpiar la canastilla, la trampa para cabellos y la bomba.

Otro tipo de tratamiento químico que se le debe dar a la alberca cada dos o tres semanas es la supercloración, también llamado tratamiento de choque o shock. La supercloración consiste en elevar la concentración de cloro para eliminar cualquier compuesto contaminante y hacer una filtración durante un tiempo prolongado para posteriormente volver a balancear el agua.

Este tratamiento tiene como finalidad eliminar cloraminas y se aplica principalmente cuando el agua ya está muy sucia, por ejemplo, durante temporada de lluvias o con la presencia de tierra y polvo en exceso, o bien, cuando la piscina ha sido utilizada excesivamente durante una temporada.

Por otra parte, verificar que la bomba, el filtro y los desnatadores se encuentran en buenas condiciones y funcionando correctamente es de suma importancia, porque esto además te ayudará a utilizar menos productos químicos para la limpieza de la alberca. En caso de que presenten alguna falla es necesario que se consulte a un técnico que ofrezca asesoría y le dé el mantenimiento requerido.

Cabe mencionar que muchas personas optan por instalar cubiertas para evitar que el agua se contamine fácilmente. Las cubiertas protegen de hojas, insectos, de la lluvia y tierra, lo que disminuirá la frecuencia con la que se tenga que hacer limpieza física y aplicación de químicos. Además son un elemento que proporciona mayor seguridad pues restringe la entrada y es ideal para cuando hay niños en casa.

Si ustedes están pensando instalar una alberca en su hogar les recordamos que en H2OTEK contamos con todo lo necesario para hacer su proyecto realidad y construimos albercas de todo tipo y tamaños. Los invitamos a que se pongan en contacto con nosotros para conocer más sobre los productos y servicios que en H2OTEK tenemos para ustedes, con gusto los atenderemos.